miércoles, 19 de julio de 2017

¿QUÉ DICEN LOS PROFESIONALES SOBRE BABYLEDWEANING?

Muchas veces me piden información sobre el baby led weaning pero información que venga de la mano de profesionales sanitarios, en el post INFORMACIÓN VERAZ Y RESPALDADA compartí enlaces de la OMS, la UNICEF, la AEP entre otros sobre la alimentación complementaria libre de triturados; aun así me di a la tarea de recopilar la información que desde que inicié el BLW con bb Javi encontré pero buscando el punto de vista de los profesionales sanitarios como pediatras, nutriólogos, etc.
Voy a iniciar una serie de post para hablar sobre estos artículos, para comentarlos y al final dejaré los enlaces para que puedan tenerlos a mano y leerlos con detenimiento.
Ahora veamos... ¿Qué opinan los profesionales sobre el BLW?
El primer artículo que comparto es  Beatriz Espín Jaime, pediatra Unidad de gastroenterología Pediátrica del Hospital Infantil Virgen del Rocío, Sevilla y Ana Martínez Rubio, pediatra CS de Camas, Sevilla, Grupo de Gastroenterología y Nutrición de la AEPap. Vamos que curriculum tienen!!.
El título es, EL PASO DE LA TETA A LA MESA SIN GUIÓN ESCRITO. BABY LED WEANING: ¿VENTAJAS?, ¿RIESGOS? 2016. Ya desde el título me tenía ganada porque sabía que no era solo un articulo defendiendo una postura, como en muchos casos encuentras que solo es blanco o negro, este artículo pone sobre la mesa las ventajas que ofrece el método y qué opinan los médicos sobre él.
"Los pediatras debe conocer esta modalidad de alimentación para identificar aquellos niños en los que puede realizarse y dar respuesta a las preguntas de los padres sobre su eficacia y seguridad". ¡Qué frase!. Conocer, actualizarse, resolver dudas; cuántas veces no hemos topado con el pediatra que sin siquiera saber que es el BLW lo rechaza solo por el hecho de escuchar las palabras "bebé y sólidos" en un mismo enunciado.
El artículo menciona en primer lugar la definición del BLW y las ventajas que ofrece la Lactancia Materna cuando va de la mano con el método, la importancia de la lactancia exclusiva hasta los 6 meses y un cuadro muy interesante sobre las edades a las que se adquieren las habilidades necesarias para que el lactante sea capaz de alimentarse. Los requisitos de los que hemos hablado de manera insistente en otras ocasiones.
Los requisitos que se señalan en el artículo son:
1- La adquisición de la sedestación
2-El uso coordinado de las manos para explorar y manipular objetos junto con el interés por conocer sus características.
3-La adquisición de funciones motoras orales para manejar trozos de comida (movimientos masticatorios y movilización lateral de la lengua).
Mencionan el estudio de Carruth del 2004, donde de un grupo de 3022 niños entre los 4 y 24 meses, los niños eran capaces de sujetar la comida con la mano y llevársela a la boca, de los 4-6 meses el 68%, de los 7-8 meses el 96% y de los 9-11 meses el 98%. En esto podemos corroborar que la edad ideal para empezar es a partir de los seis meses pero que cada niño tiene un ritmo de desarrollo y hay que aprender a distinguirlo y respetarlo.
"Una de las principales preocupaciones que genera el BLW son los atragantamientos aunque, siempre que se cumplan unas simples reglas de seguridad, la probabilidad de que ocurran es mínima". Lo dicho, BLW no es dar sólidos así como así, tiene pautas de preparación para ofrecer los alimentos y preservar la seguridad de los bebés.
Las ventajas que señalan son:
1- Promoción de la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses.
2- Hábitos de alimentación saludables. "Schwartz et al, en 2011, resalta que el establecimiento de hábitos alimenticios saludables a temprana edad parece estar relacionado con pautas de alimentación en respuesta a las señales del niño de saciedad y hambre". Se refiere a que ignorar estas señales nos lleva a prácticas poco saludables, anulamos la regulación interna del niño ya que no puede responder a sus propias señales de saciedad.
El BLW promueve el consumo de alimentos saludables, ya que los alimentos que se ofrecen en un inicio son en su extensa mayoría frutas, verduras y alimentos no procesados.
"Brown y Lee pusieron de manifiesto que las madres seguidoras del BLW son menos propensas a presionar a sus hijos a comer y a restringir alimentos que las que efectúan una AC tradicional", leerse bien, no dice que TODAS las mamás que siguen AC tradicional presionan a los bebés, pero como en la mayoría de los casos nos basamos en las hojas que nos entrega el pediatra que marca cantidades específicas nos hace dudar si es que justo esa medida  la adecuada para nuestros hijos y lo tomamos como parámetro para definir si nuestro hijo come bien o mal.
3- Fomentar y promover el desarrollo psicomotor del niño. Coordinación óculo-manual, masticación, deglución, pinza, etc.
4-Mejor transición a la alimentación sólida. Mencionan un período de ventana entre los 7-9 meses para la introducción de sólidos y de esa manera favorecer a la transición y no encontrarnos con dificultades a la hora del cambio de texturas en la alimentación tradicional.
5- Prevención de la obesidad. "Una alimentación basada solo en alimentos triturados y en papillas en muchas ocasiones significa ir más allá de su saciedad y un exceso en el aporte calórico y/o proteico". Y por mi parte agrego el tema de la mala calidad de los alimentos "para bebés", con cantidades de azúcar, sal, aditivos que está ya más que dicho, afectan la salud de los niños.
Vamos a las dudas que este método genera en los pediatras y demás profesionales de la salud. Lo describe en el artículo como "Preguntas a resolver".
"¿Estamos los profesionales preparados para aconsejar y orientar adecuadamente este tipo de destete?".  1, 2, 3, responda otra vez.... ¿Qué opinan ustedes mamás y papás?. Las autoras de este artículo señalan errores (sin saberlo) que se han cometido en cuanto al tema, como el hecho de hacer de las recomendaciones demasiado "generales" de la OMS o la ESPGHAN una lista concreta y cerrada, que lleva a la confusión de padres y madres que acuden a la consulta. También mencionan que a partir de cumplirse el año dejan de orientar a los padres sobre alimentación y sus recomendaciones y dejar a merced de la oferta publicitaria (cuanta verdad hay aquí).
"Todo ello puede haber sido el caldo de cultivo para que algunas familias hayan inventado el BLW", ¿inventado? bueno no estoy muy de acuerdo con este enunciado pero sí a que la falta de orientación nos lleva a buscar respuestas por otros medios.
"¿Qué deberíamos vigilar?, ¿hay algún riesgo". La mayor preocupación se basa en si el niño recibe los nutrientes suficientes al ser él quien decide la cantidad y lo que de la oferta que dan sus padres quiere comer. De ahí señalan grupos de riesgos que recomiendan vigilar y tomar en cuenta a la hora de sugerir o no el BLW.
Dentro de los grupos de riesgo se encuentran:
-Los niños prematuros
-Niños que padezcan enfermedades degenerativas o neurológicas o retraso psicomotor de otro origen.
-Bebés que toman lactancia artificial. En este punto aclaran que no se tiene claro si el hecho de que al no ser alimentados por leche materna no tiene esa adaptación a los cambios de sabor y puede ser más probable que exista mayor control externo de la alimentación, dificultando que el bebé regule su propia ingesta.
Un punto que me interesa mucho se lea es este:
"Ningún alimento debe ser consumido en exceso, aunque sea percibido como snao y nutritivo. entre los 6 y 8 meses, la aportación de energía procedente e la AC debería ser 1/5 del total y entre los 9 y 11 meses ascender a la mitad". Ahí estamos, recordemos ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA NO ES IGUAL A SUPLEMENTARIA
Por lo tanto creo que en cuanto a si se reciben o no los suficientes nutrientes al practicar BLW la base está en una oferta equilibrada y el no abandono de la lactancia. Conocer los nutrientes que contienen los alimentos que ofrecemos para así crear un menú equilibrado y que aporte lo necesario, no todo el hierro está en las carnes, pero debemos conocer las opciones.
El riesgo de atragantamiento es otro tema a tratar, la revisión de Altkom describe accidentes con cacahuates, zanahorias, salchichas, caramelos y objeto inorgánicos; ninguno de esto a excepción de la zanahoria pero cocida, se sugieren en el BLW, se consideran alimentos que no debemos ofrecer por el riesgo que conllevan. Entonces podemos observar que si se siguen las pautas de seguridad el riesgo es mínimo. Importante que sugieren también la orientación a los padres sobre primeros auxilios, instrucciones sobre manejo de cuerpos extraños en vías aéreas, pero creo que primeros auxilios deberíamos por responsabilidad todos conocerlos, saber que hacer salva vidas.
Este artículo es del 2016 del Curso de Actualización Pediátrica, así que es actual por lo tanto me imagino que todos los pediatras se lo habrán estudiado... o no?.
Una de las cosas que me deja muy claro este artículo es la importancia de que los profesionales en la salud, sobre todo pediatras estén actualizados en estos temas, que tengan la humildad de reconocer si no conocen todas las respuestas y la responsabilidad de ese mismo día ponerse a estudiar para encontrarlas. Ofrecer tranquilidad a los padres debería ser una prioridad, dar opciones pero basados en evidencias y conocimiento, no en prejuicios y aprendizaje de hace 20 años. Ser madre y padre ya es bastante estresante como para entrar a la consulta del pediatra pensando que nos llamará la atención o nos verá con cara de locos por hablarle de un tema que desconoce.
Espero que tengan la oportunidad de leer el artículo y como les digo con frecuencia, asimilar la información, procesarla, meditarla y filtrar.
Contarme si han topado con algún pediatra que desconozca sobre el BLW, si alguno les saca casi a palos por siquiera sugerirlo o si al contrario encontraron a alguno actualizado y dispuesto a orientarlos.
ARTÍCULO COMPLETO:



11 comentarios:

  1. Pues de Piticli a Pitufona a pesar de ser solo dos años si noté diferencia porque con la niña si lo comentaban como opción, o sea que si se van actualizando.

    ResponderEliminar
  2. De los pediatras que me he encontrado, la mayoria van por el camino de los purés y cuando le digo que toma "trozos" no me lo han prohibido pero si me han intentado convencer de que no es lo correcto. Además en caso de tener algun problema con Loki lo han achacado al BLW o a seguir dándole el pecho...

    Asi que si, están muchos bastante desactualizados y te meten miedo, como si no bastase con la propia inseguridad de si lo estarás haciendo bien...

    ResponderEliminar
  3. Un post estupendo. Aquí ando actualizándome con tu blog para la AC del peque dentro de mes y poco.

    ResponderEliminar
  4. Por desgracia sé de muchas madres que tienen problemas con los pediatras por el blw y el pecho, y lo del blw muchas veces se convierte en un tema tabú por miedo a que el pediatra les diga que lo hacen mal. Por cierto el otro día viendo un "equipo de investigación" repetido salía un pediatra diciendo que a partir del año la lactancia no tiene sentido y que les creamos traumas a nuestros hijos, vergüenza ajena y mucha indignación sentía al ver eso por la tele, queda mucho por hacer y mucha información por difundir. Gracias por el artículo tan interesante.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que conocí tarde esta manera de introducir la alimentación complementaria a los peques y la puse en práctica en parte. Aunque tengo que decir que siempre me he guiado por lo que veía en los peques, su interés, lo que les atraía y lo que no. Creo que si pudiera de nuevo volver a esa etapa, me informaría mucho más y lo pondría en práctica y el libro del que hablas tiene muy buena pinta para ello.

    ResponderEliminar
  6. Que bien esta el BLW y que bien estaría que todos los profesionales sanitarios que atienden la salud de nuestros hijos lo conocieran.

    ResponderEliminar
  7. Está estupendo tener datos al respecto sobre todo lo relacionado con la crianza de los peques ¡estupendo post!

    ResponderEliminar
  8. Para que luego digan que el BLW no está estudiando. Yo lo cierto es que no lo he aplicado por desconocimiento y por miedo pero cada vez va siendo más conocido y los pediatras deberían actualizarse al respecto.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho el blw, nosotros no lo hicimos por miedo del padre, que es quien se quedaba con la peque.
    La pediatra de la peque es una profesional abierta a escucharte y aconsejarte en muchos aspectos, pero sinceramente cuando le hablé de que quería que la pequd comiera con trozos me miró como si fuera de otro planeta y se cerró diciendo que lo mejor eran las papillas y aunque la comida la hacia con papillas, las meriendas no, la fruta siempre a trozos y sin problemas

    ResponderEliminar
  10. Qué bueno ese libro !!! todo un descubrimiento. Es bueno saber qué opinan los expertos sobre este método para que quede constancia de que no es sólo una moda.
    Toda la información ayuda.

    ResponderEliminar
  11. ay, yo es que con la primera sí que hice un poco es "dar solidos así como así" pero es que habia poquísima información, y la pediatra y la enfermera me miraban con cara de "tu estás loca" mientras me daban la hoja de mierder esa de recomendaciones... Me leí el libro de Gill Ripleay y luego fuimos un poco a ensayo y error. Y bueno, tan mal no fue que ahora es una criatura super bien de percentiles que prueba de todo y come genial. Eso sí, con al segunda haré algo un poco más estructurado y con más cocina casera :(

    ResponderEliminar